Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corrige la posición de tus vértebras para eliminar el dolor de cuello y hombros


El dolor de cuello y de hombros, es otro problema común, por el cual las personas buscan la Quiropráctica.

Los dolores de cuello, pueden estar ocasionados por problemas en las cervicales, y acompañados por dolor de cabeza, mareos o vértigo. El Quiropráctico, estudia y corrige la posición de las vértebras, y normaliza las tensiones musculares, que contribuyen al dolor de cuello y de hombros. A veces la pelvis, también está implicada, puede ser la causante de distorsiones y compensaciones, a lo largo de toda la columna vertebral. El Quiropráctico, corregirá toda la columna, para de esta manera, poder dar un resultado permanente, a este tipo de problemas en la zona cervical.

Los dolores de cuello y de hombros, son muy comunes, debido a malas posturas laborales, especialmente en personas que están mucho tiempo sentadas. Las tensiones en la musculatura, se acumulan, y con el tiempo, afectan a la estructura y a la relación entre las vértebras de la columna. Esta situación, sin corregir, se dirige hacia la degeneración (artrosis) de las vértebras. El masaje, puede ser útil, pero por sí solo, no corrige los patrones de distorsión que conlleva este problema. La Quiropráctica, en cambio, busca dar una solución definitiva.

Las tensiones en los hombros, afectan al cuello, y a largo plazo, producen las condiciones de compresión y fallos mecánicos, que comienzan la degeneración de la columna. Con el tiempo, esta degeneración afectará al disco, y puede, entre otras cosas, desarrollar hernias discales o protrusiones.

Los hombros se redondean, y se produce una "chepa," que además de no ser atractiva, indica un estado de degeneración. La rectificación de la curvatura del cuello (lordosis), también acelera la degeneración del mismo (artrosis), por las tensiones mecánicas incorrectas sobre la columna.

Accidentes, golpes, latigazos en el coche y malas posturas laborales, son algunos de los factores importantes, que pueden afectar los hombros y el cuello. Una persona que haya llevado un collarín, a raíz de un latigazo en el coche, debería hacerse una revisión con un Quiropráctico, porque el latigazo y sus consecuencias, en la mayoría de los casos, puede desencadenar una degeneración en la columna, que no se aprecie durante años.

Muchos adolescentes, muestran posturas, y hábitos con patrones de distorsión, que años más tarde, han de manifestarse en dolores y problemas de salud. Los ajustes Quiroprácticos, pueden prevenir y evitar mucho sufrimiento para ellos en el futuro.


Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante