Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todo lo que necesitas saber sobre el dolor de Ciática



Muchos de nuestros pacientes acuden a nuestra consulta por dolor o diferente tipo de sensaciones, en la zona de las lumbares y/o a lo largo de sus piernas. Estos síntomas normalmente se conocen como dolor de ciática.

¿Qué es la ciática? Cuando las personas dicen que tienen ciática, a menudo sufren de dolor en la zona lumbar que irradia hacia una o ambas piernas. A veces sólo pasa de la zona lumbar a la nalga o cadera, pero con frecuencia, también vemos pacientes que sufren una combinación de dolor, debilidad y sensaciones eléctricas en las piernas. Asimismo, las personas pueden experimentar ardor, hormigueo y entumecimiento, que incluso puede llegar hasta los pies. En algunos casos, no hay dolor en la zona lumbar, sólo en las piernas o glúteos.

¿Por qué es tan dolorosa? Para no hacer el cuento más largo, podríamos decir que un nervio o algunos de los nervios de la zona lumbar que se unen para hacer el nervio ciático que baja por la pierna hasta el pie, se encuentra "pinzado". Los nervios comunican los diferentes tipos de información al cerebro, por ejemplo, el tacto, la vibración, la temperatura, la posición del cuerpo y por último pero no menos importante, el dolor.

¿Qué la causa? Tal vez un traumatismo o un accidente, pero más comúnmente escuchamos a nuestros pacientes decir algo como: "Todo lo que hice fue agacharme para atarme los cordones de los zapatos y así me quedé!" La verdad es que las lesiones de espalda no se producen por una actividad tan sencilla como atarse los cordones de los zapatos. ¿Cuántas miles de veces lo has hecho sin ningún problema? Para la mayoría de nosotros es una acumulación de muchos micro-traumas causados por nuestro estilo de vida. Agacharse para atarse los cordones de los zapatos fue "la gota que colmó el vaso".

La quiropráctica ve a la persona como un todo, y mira al problema desde el punto de vista de la disfunción, si la disfunción se corrige; entonces el problema se resuelve de forma permanente. Muchas personas que sufren de dolor de espalda y ciática son tratadas sintomáticamente con medicamentos; y años más tarde sus vidas se complican por haber desarrollado hernias discales y degeneración (artrosis y la pérdida de altura del disco).

Los quiroprácticos pueden hacer pruebas para averiguar qué está afectando la correcta función de los nervios y, con tiempo, pueden tratar de manera efectiva y segura, a las personas que sufren de ciática. Mejor aún, ¡el cuidado quiropráctico de forma regular puede ayudar a prevenir los problemas de ciática!



TAGS: ciática, quiropráctico, alicante, salud


Contacto GONSTEAD
Centro Quiropráctico Alicante
+34 965 200 005
Teléfono Whatsup+34 656 589 740


Capitán Segarra, 33
Bajo, Izquierda
03004 Alicante